¿Qué entendemos por suelo?

 

La Edafología define al suelo como “”ente natural organizado e independiente, con unos constituyentes, propiedades y génesis que son el resultado de la actuación de una serie de factores activos (clima, organismos, relieve y tiempo) sobre un material pasivo (la roca madre)”. Durante el paso de los años, varios edafólogos han dado diferentes definiciones de suelo.

En Q’anil definimos suelo de la siguiente manera:

“El Suelo es una capa de materia orgánica formada principalmente por microflora y microfauna que interactuando con minerales, brindan sostén y nutrientes a las plantas.”

El suelo como ente vivo necesita de ciertos cuidados (o prácticas) para que pueda desarrollar el mayor potencial de beneficio para el crecimiento y desarrollo de las plantas.

En Q’anil practicamos las siguientes estrategias de cuidado del suelo:
• Policultivos
• Sistemas agroforestales
• Rotación de cultivos
• Incorporación de materia orgánica
•Conservación de suelos
• Inoculación con microorganismos
• Cero uso de químicos

Estas prácticas ayudan a conservar y potencializar los beneficios que brinda un suelo vivo a las plantas o cultivos que estemos realizando.